domingo, 22 de marzo de 2015

No son mariposas voleteando por el estómago, son patadas en el pulmón que no te dejan respirar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario