sábado, 11 de enero de 2014

Tratándose del corazón nunca me han salido las cosas demasiado bien. Por eso, por lo llorona que soy y porque a veces me vuelvo un tanto masoca.. he llorado mucho de aquí para atrás. Pero después de agotar mis lágrimas durmiendo y despertando cada día durante un año con la cara empapada, por un hombre que lo valía todo y más, el más valiente que conoceré, el que me quería como nadie en este mundo podrá hacerlo y el que se tuvo que ir sin opción a elegir, sin mirar atrás, queriendose quedar aquí a mi lado; después de eso, una persona que por elección propia decide alejarse de mi vida o hacerme daño, lo único que merece es una patada en los huevos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario